Cuesta abajo de la industria y el transporte.Por Javier Lewkowicz. Página 12.

Imagen de Oscar Belbey
 
 
29 de septiembre de 2018
Convocatoria de acreedores para Flecha Bus y la cadena de zapaterías Vía Uno. Más cierres, suspensiones y despidos
Cuesta abajo de la industria y el transporte
Dos firmas de fuerte presencia en sus sectores, Flecha Bus en transporte y Vía Uno, del grupo Vuasa, en comercio de ropa, pidieron concurso preventivo de acreedores. Se generaliza la crisis en varios sectores industriales.
  •  
La empresa Flecha Bus presentó una situación de crisis por caída en la demanda de larga distancia y por la pérdida de subsidios.
La empresa Flecha Bus presentó una situación de crisis por caída en la demanda de larga distancia y por la pérdida de subsidios. 

La cuesta abajo en las ventas junto a las exorbitantes tasas de interés son un escollo difícil de sortear para las empresas locales. Ese escenario se va a profundizar en los próximos meses, con lo cual aumenta también la probabilidad de quiebra y de pérdida de puestos de trabajo. Ayer dos firmas de distinta índole pero ambas importantes informaron pedidos de concurso preventivo. Se trata del Grupo Vuasa, que comercializa calzado mayormente importado a través de su cadena Vía Uno, y de la firma de ómnibus de larga distancia Flecha Bus. Hay achicamiento en el sector de motocicletas, laboratorios, el cierre de una empresa de calzado en Catamarca, nuevos despidos de Alpargatas y suspensiones en el sector del mueble.

 “El sector del calzado está afrontando la producción para la temporada en medio de los avatares de la incobrabilidad del invierno. Hay mucha plata que las empresas no cobraron y como no hay ventas, no hay liquidez. Las fábricas más grandes se la rebuscan pero las más chicas no le encuentran la vuelta, porque si no cobran lo anterior no pueden empezar a producir. Además, las ventas no levantan, el mercado no tracciona. Así está la indumentaria, textiles y marroquineros. Todos hablan de lo mismo, del cierre de locales. El problema es que los sueldos no alcanzan. Antes a la gente le sobraba dos mil pesos y por ahí se compraba algo. Ahora hay que ver si la plata le alcanza para pagar los servicios”, indicó a este diario Alberto Sellaro, presidente de la Cámara del Calzado.

 

 El Grupo Vuasa, que comercializa calzado Vía Uno, comunicó oficialmente que entró en concurso preventivo de acreedores e informó a la Comisión Nacional de Valores que incumplirá el pago de intereses de sus Obligaciones Negociables de 2 millones de pesos, según consignó el portal Ambito.com. La firma emplea a unas 100 personas, es importadora de calzado y también ensambla partes importadas en plantas de contratistas, cuyo trabajo ahora también peligra. Cuenta con unos 20 locales propios y también franquicias. También se conoció el cierre de la empresa Calzados Catamarca, que dejó en la calle a 150 trabajadores, casi en paralelo a 51 nuevos despidos por parte de Alpargatas en la misma provincia.

  Ayer los trabajadores despedidos de la empresa de calzado Gaelle realizaron un corte de calle y olla popular en Avellaneda porque la empresa no paga las indemnizaciones. En varias tandas de despidos –la última fue el mes pasado–, el cierre de Gaelle dejó sin empleo a 350 personas. El secretario general del gremio del calzado, Agustín Amicone, indicó a este diario que “la situación es desastrosa, el sector ha perdido más de 8 mil puestos de trabajo en estos dos años de gestión del macrismo. Ahora están en problemas hasta los importadores, como lo es en gran medida Vía Uno y Grimoldi. Ahora pareciera que no es tan buen negocio importar. Pero eso no quiere decir que nuestra situación mejore, porque la gente sigue sin tener plata para llegar a fin de mes, entonces no se va a comprar una zapatilla”.

  Por otro lado, la empresa de transporte de pasajeros Flecha Bus presentó un pedido de apertura de concurso preventivo, que justificó a partir de la baja de la venta de pasajes, la eliminación de subsidios por parte del Estado nacional y la mayor competencia del mercado aerocomercial. La empresa cuenta con más de 2 mil empleados y garantizó la continuidad en la prestación de servicios durante el proceso de concurso. “La decisión se ajusta a la inserción en el mercado de opciones de transportes con alta competencia y bajos precios como el aéreo y los ajustes extremos de los costos reales, como combustible, vehículos y peajes”, señaló la empresa.

  En el sector de laboratorios está abierto un fuerte conflicto por el despido de 420 personas de Roux Ocefa, mientras en que la planta de motos de Motomel en San Nicolás unos 80 trabajadores aceptaron el retiro voluntario ante el riesgo una nueva tanda de despidos masivos, luego de las 130 desvinculaciones de mayo. Desde el sector del mueble advierten que en Cañada de Gómez, en donde están ubicadas las principales firmas, la situación es cada vez más insostenible. 

Categoria: 
Economía