Derechos que avanzan a pesar de los cruzados. Página 12.

Imagen de Oscar Belbey
SOCIEDAD
 
06 de septiembre de 2018
En Diputados hubo dictamen de Comisiones para reformar la ley de Educación Sexual Integral
Derechos que avanzan a pesar de los cruzados
El texto fue consensuado por representantes del oficialismo y la oposición y busca evitar resquicios para que las provincias más conservadoras y los sectores antiderechos obstaculicen su aplicación. Hubo rezos y maldiciones en la reunión.
  •  
  •  
  •  
  •  
El nuevo articulado declara a la ESI de “orden público”, con contenidos obligatorios.
El nuevo articulado declara a la ESI de “orden público”, con contenidos obligatorios. 
Imagen: Guadalupe Lombardo

Mientras personas antiderechos, con pañuelos celestes, rezaban el rosario, lanzaban maldiciones a diputadas y diputados y gritaban frases como “a mis hijos los educo yo”, “con nuestro hijos, no”, y “no a la ideología de género”, las comisiones de Educación y Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara baja firmaron un dictamen para reformar la Ley de Educación Sexual Integral. El texto consensuado por un amplio arco político, entre legisladores del oficialismo y la oposición, apunta a que no haya resquicios para que las provincias más conservadoras o las escuelas confesionales que rechazan los contenidos de la ESI –acordados en el Consejo Federal de Educación–, puedan negarse a dictarlos en las aulas. 

Los sectores más reaccionarios ya preparan su cruzada también contra esta reforma: ayer se viralizó el audio del pastor Carlos Belart, fundador del Ministerio Cita con la Vida e integrante del Concejo Pastoral Evangélico de Córdoba, que anuncia que en ese órgano se acordó “empapelar” la provincia con carteles con la leyenda “Con mis hijos no te metas”, para expresar su oposición a las modificaciones que avanzan en Diputados a las que califica de “perversiones”, e invita a otras iglesias a “desparramar en todo el país” el mismo mensaje. 

 
PUBLICIDAD
 

La Ley 26150 fue sancionada en 2006, pero todavía no se aplica en todo el país. Un factor clave en los últimos años de la falta de implementación fue que, desde que comenzó, el gobierno de Cambiemos buscó debilitar el Programa Nacional de ESI y le restó apoyo político. Pero después del debate por la Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo, la ESI entró en agenda parlamentaria. 

Los puntos centrales de la reforma son: 

  • Declarar a la Ley de ESI de “orden público”, por lo que los contenidos curriculares de ESI serán de aplicación obligatoria en todas las instituciones educativas del país, sean de gestión estatal o privada. 
  • Eliminar la posibilidad de que cada escuela adapte los contenidos de la ESI a su “ideario institucional”. 
  • Establecer que los contenidos tienen que ser “laicos y científicos”.
  • Actualizar los contenidos de ESI a leyes sancionadas con posterioridad a su aprobación, como las de Trata, Parto Respetado, de Protección Integral contra la Violencia hacia las mujeres; Matrimonio Igualitario, e Identidad de Género.

Establecer que los contenidos podrán brindarse en forma transversal -como dice la ley-pero también en espacios curriculares específicos, es decir, en talleres semanales o materias de ESI.  

La plenaria estuvo encabezada por los presidentes de ambas comisiones, los radicales José Luis Riccardo, de Educación, y Alejandra Martínez, de Familia. Garantizar el cumplimiento de la educación sexual integral en todo el país fue uno de los puntos de acuerdo durante el debate por el aborto legal seguro y gratuito en el Congreso, entre quienes apoyaban el proyecto y quienes se oponían. Pero en la plenaria quedó en evidencia que sectores “celestes” vinculados a la Iglesia Católica y cultos evangélicos, en realidad, también se oponen a que se dicte la educación sexual desde un abordaje integral, reafirmando su condición de “antiderechos”. De hecho, buscaron “pudrir” la reunión para evitar que saliera un dictamen, que allane el camino hacia el recinto. El clima fue denso. Hubo gritos, rezos, amenazas y maldiciones de parte de los celestes que colmaron la sala. También se vieron pañuelos verdes. Las diputadas Gabriela Burgos (UCR), Flavia Morales (Frente de la Concordia Misiones) y Marcela Campagnoli (CC) pedían más tiempo para debatir, como forma de dilatar la firma del dictamen. Las tres votaron en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo. 

Ayer, la diputada Martínez envió una carta documento al vocero antiderechos y periodista del diario La Nación Mariano Obarrio, quien había cuestionado en un twitt la validez del dictamen, al señalar: “¿Qué pasa en la Comisión de Familia de @DiputadosAR? Me dicen que “siguen buscando firmas” para el dictamen de ayer (por el martes). ¿Qué es esto? ¿Desprolijidad o trampa?”. Por ello, anoche la diputada informó a través de su cuenta de Twitter que Obarrio había intimado “a que ratifique o rectifique sus dichos”. “Esta conquista se logró con absoluto respeto del reglamento y su acusación resulta falsa e injuriante”, tuiteó la legisladora.

Hubo un solo dictamen con 15 firmas de integrantes de Familia y 15, de Educación, comisión cabecera. Lo firmaron entre otrxs,  lxs diputadxs, Martínez, Riccardo y Olga Rista (UCR), Silvia Lospennato (PRO), Romina del Pla (PO), Daniel Filmus, Verónica Mercado y Mónica Macha (Fpv), Carolina Moisés (Argentina Federal), Cecilia Moreau (FR). 

El gran demonio para los sectores antiderechos es lo que ellos llaman como “ideología de género”. Dicen que se oponen a la ESI porque incluye la perspectiva de género y respeta la diversidad sexual. Uno de los pioneros en América Latina en escribir sobre el tema es el abogado Jorge Scala, vinculado a ONG antiderechos de Córdoba como El Portal de Belén y Mujeres por la Vida. Scala se dedica a dar conferencias y seminarios en distintos países de la región y Europa, donde sostiene que la “ideología de género” es “más dañina que la Nazi o el Marxismo, porque destruye la parte nuclear de la persona, su antropología sexual”. Su libro se llama “La Ideología de Género o el Género como herramienta de poder”. En una de sus intervenciones aclaró por qué, supuestamente, el aborto es una de las condiciones más necesarias para la implantación de la ideología de Género. Si esta ideología busca la construcción del nuevo ser humano destrozando la antropología sexual de la persona, de forma que el hombre y la mujer no sean iguales, sino idénticos, razonó, sólo hay un escollo que salvar para lograr esto: el embarazo. Si el aborto es totalmente gratuito hasta el minuto anterior de dar a luz, la mujer podrá decidir “libremente” si desea ser o no idéntica al hombre en cuanto a sus circunstancias personales y sociales y estar en condiciones idénticas para competir con el hombre, dice Scala. 

Categoria: 
Sexualidad