El fenómeno Bitcoin. Dinero virtual difícil de controlar. x Ignacio Negri de El Litoral

Imagen de Oscar Belbey

Economía 

 

 

El Litoral. Edición del Lunes 26 de junio de 2017

Edición completa del día

 

DINERO VIRTUAL DIFÍCIL DE CONTROLAR

El fenómeno Bitcoin

  • Economistas y desarrolladores de software evalúan el crecimiento de esta nueva moneda. Ventajas y riesgos de invertir en una moneda de cambio que ningún gobierno del mundo puede controlar.

Hoy, una bitcoin vale 74 veces más de lo que valía en su comienzo y el costo de cada transacción es muy inferior al sistema bancario tradicional. Una operación de un millón de dólares, puede llegar a valer centavos. Foto: Archivo

 

Ignacio Negri

politica@ellitoral.com

Hace unos 30 días la noticia aparecía en todos los medios nacionales e internacionales. El mayor ciberataque del mundo pasaba por 70 países poniendo en jaque la información de las multinacionales más poderosas.

Entre las empresas víctimas de esta nueva modalidad de robo, estuvo Telefónica, a la cual le pidieron que pague un rescate virtual en bitcoins. Si bien hace tiempo que esta moneda de cambio virtual está instalada y es utilizada, durante las últimas semanas fue “estigmatizada” producto de este ataque virtual y vale la pena tomarse un tiempo para entender realmente cómo funciona, cuál es su valor real y para qué se utiliza.

“Por lo general, uno está habituado al pago virtual que hacemos constantemente en Internet comprando productos o servicios en páginas muy conocidas.Si bien ésa es una transacción virtual, no deja de estar regida por el sistema financiero tradicional regulado por la moneda física, ya sea peso o dólar, donde se nos cobran comisiones y quedan registros de la operación. El caso de las bitcoins, es muy diferente. Se trata de un sistema encriptado que le otorga mucha seguridad a las transacciones y anonimato. No te permite seguir la ruta del dinero como se sigue hoy el sistema bancario, el trabajo que hace la UIF (Unidad de Información Financiera) por ejemplo, con las operaciones en bitcoins, no lo puede hacer”, explica el economista Federico Fiscella y advierte: “Es un llamado de atención también porque este anonimato, permite que sea utilizada en el mercado negro para la compra y venta de armas y drogas, por ejemplo. Esto podía verse en el sitio SilkRoad que se puso online en EEUU y después se dio de baja. Fue el primer lugar donde las bitcoins tuvieron un impacto muy fuerte y negativo”.

Los comienzos

El origen de esta moneda virtual puede encontrarse hace casi 10 años con la gran crisis del 2008 conocida como la “burbuja financiera”. En EEUU, miles de hipotecas que no pudieron ser cumplidas, iniciaron un derrumbe económico a escala mundial. Esto generó un tembladeral en el sistema y a partir de ahí comenzaron a aparecer estas monedas digitales con dos características: son infalsificables e inconfiscables.

Satoshi Nakamoto es la persona, personaje o grupo de personas que crearon el protocolo Bitcoin. No se sabe a ciencia cierta quién fue su creador, pero se lo conoce con ese pseudónimo. “Parece haber pensado en todo. Creó un sistema indescifrable, seguro y anónimo. Es casi perfecto, con lo bueno y lo malo que tiene eso”, reafirma Fiscella.

Lo cierto es que en sus comienzos cotizaba 0,05 dólares la bitcoin. Al año, ya valía más de 100 dólares, luego pasó a valer 200 dólares hasta llegar a los 1000 dólares, para después retroceder a la mitad del valor. “Esa es su otra debilidad, es muy volátil y genera mucha fluctuación, motivo por el cual no puede ser una moneda fuerte”, informó el economista. Hoy, una bitcoin vale 74 veces más de lo que valía en su comienzo y el costo de cada transacción es muy inferior al sistema bancario tradicional. Una operación de un millón de dólares, puede llegar a valer centavos.

Dos rosarinos que entendieron el juego

Por más que no se puedan tocar, las bitcoins existen y se usan. Hay empresas y emprendedores que comenzaron a capitalizar esto. Blackpony es la firma de dos rosarinos que crearon el juego Voxelus, una aplicación que permite crear y utilizar experiencias de realidad virtual. El éxito del juego captó la atención de empresarios extranjeros, que invirtieron 650.000 dólares, y también accionistas estadounidenses que tienen más del 50% del negocio.

Para financiarse, Martín Repetto y Máximo Radice, lanzaron su criptomoneda, denominada Voxel que los jugadores pueden comprarla para decorar su realidad virtual a la vez que financian el juego. Si el jugador no utiliza las monedas que compró, puede cambiarlas en el mundo real por “altcoins”, monedas virtuales alternativas al bitcoin, a través de casas de cambio especializadas en criptomonedas.

“El bitcoin es una moneda virtual descentralizada, mientras que el voxel, es nuestra moneda virtual, pero centralizada porque nosotros la creamos para nuestro producto. Centralizada significa que nosotros las creamos y las pusimos en el mercado, en función de oferta y demanda. Primero pusimos un 15% y ahora ya hay un 35% de monedas. Nosotros haríamos las veces de “Banco Central”, pero eso es temporal. En un mediano plazo, nosotros vamos a volcar todas nuestras monedas al mercado abierto”, explicó Repetto.

Para ambos emprendedores, la gran ventaja de las monedas virtuales, sean bitcoin o voxel, es que se las puede fragmentar hasta el infinito. “Vos podés tener 0,00001 bítcoin y eso hace que estemos en presencia de un mercado democrático donde todos pueden participar”, agregaron.

Cómo comprarlas

Como sucede con el dinero físico, en este nuevo mundo financiero, existen también casas de cambio, empresas que se dedican a la compra y venta, no sólo de bitcoins, sino de unas 150 monedas virtuales diferentes. La buena noticia, para Repetto y Radice, es que su moneda voxel también es comercializada oficialmente por estas casas que permiten al inversor interesado crear una cuenta para empezar a operar. “Para activar una cuenta hay que pasar por un proceso de validación. Una vez cumplidos esos requisitos, se pueden depositar pesos, dólares o euros y comprar la moneda virtual a la cotización del día. Una vez que la comprás, la podés tener en billeteras digitales, que generalmente las proveen estas mismas casas de cambio, o te las podés bajar como si fuera una app”, le explicó Martín Repetto a El Litoral.

Los robos virtuales

Como existen las entraderas, los arrebatos y los robos a mano armada, existe también el robo de billeteras virtuales. Según explican los especialistas, estas casas de cambio tienen “un pasado complicado” por haber sido hackeadas varias veces. “Esto es lo mismo que alguien robando tus claves de acceso de tus cuentas bancarias y haciendo una transferencia electrónica. Los controles son mucho menores porque justamente estas monedas fueron creadas para saltar a los intermediarios, si alguien tiene acceso a tu cuenta online donde tenes tus bitcoins, es muy fácil de que te lo roben y cuando te robaron no las encontrás más”.

 

Blackpony

Martín Repetto y Máximo Radice fundaron en 2014 la firma Blackpony. Luego crearon el juego de realidad virtual “Voxeuls”.

El éxito del juego captó la atención de inversores extranjeros, que invirtieron 650.000 dólares, y ahora accionistas estadounidenses tienen más del 50% en el negocio.

Para financiarse, los argentinos lanzaron una criptomoneda para sus jugadores llamada “Voxel”, que se puede usar en el juego o atesorar como bitcoin.

Los rosarinos Martín Repetto y Máximo Radice lanzaron su criptomoneda, denominada Voxel. “El bitcoin es una moneda virtual descentralizada, mientras que el voxel, es nuestra moneda virtual, pero centralizada porque nosotros la creamos para nuestro producto. Centralizada significa que nosotros las creamos y las pusimos en el mercado, en función de oferta y demanda”. Foto: Santiago Amiel

¿Cómo funciona el sistema?

www.argenbtc.com es un sitio argentino, muy fácil de usar, donde se explica en forma detallada el proceso y están las cotizaciones.

Los bitcoins son transferidos de persona a persona a través de la red sin pasar por los bancos.

El primer paso es abrir una cuenta en una billetera de bitcoins (hay varias en Argentina) y validar la identidad. Luego sólo resta cargar saldo para comprar bitcoins.

El saldo se puede cargar de varias maneras, según la plataforma: Pago Fácil, Rapipago o con un transferencia bancaria.

Para operar no hace falta ser especialista e incluso ni siquiera tener cuenta bancaria ni tarjeta de crédito.

Los especialistas recomiendan no invertir dinero que uno necesita para vivir ya que se trata de una inversión de alto riesgo y volatilidad.

Las billeteras para bitcoin son apps que se pueden bajar con el teléfono o computadora. Una de las más recomendadas es “Copay” por la seguridad que brinda.

En febrero de 2017, llegó a cotizar 1.200 dólares por unidad, llegando a su pico histórico.

Con este precio, el bitcoin se mueve en un escenario de incertidumbre financiera y le pisa los talones a commodities como el oro.

La cotización en tiempo real se puede ver en www.bitstamp.com, uno de los sitios de compra y venta más grandes del mundo.

La moneda de la Web Profunda

Se conoce como Internet Profunda o Deep Web, al contenido de Internet que no es indexado por los motores de búsqueda convencionales (Google, por ejemplo), debido a diversos factores. Si los buscadores tuvieran la capacidad para acceder a toda la información, entonces la magnitud de la “Internet profunda” se reduciría casi en su totalidad. Se utiliza en el mercado negro para la compra y venta de armas, drogas, pedofilia, prostitución y sicarios, por ejemplo. La moneda de cambio, en este mundo virtual oscuro, son las bitcoins.

Por último, según los creadores del Voxel, los países más turbulentos desde su economía, como Argentina, Venezuela y los países africanos, son los que más utilizan monedas virtuales. “Son aquellos países de sistemas políticos y económicos cambiantes donde el inversor busca refugiarse fuera del mercado convencional. China e India también incrementaron su comercialización”.

Categoria: 
Economía