Las mujeres policía buscan una ley que las proteja. Por Fedra Abagianos. Crónica.

Imagen de Oscar Belbey

Las mujeres policía buscan una ley que las proteja

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, la Red Nacional de Mujeres Policía presentarán este jueves en la Cámara de Diputados un proyecto que"garantice la protección integral de las mujeres en las fuerzas de seguridad". Más detalles en la nota.

Las mujeres policías buscan respeto.

Las mujeres policías buscan respeto.

Por Fedra Abagianos
@trinityflux

Después de denunciar a Crónica que dentro de la policía la mujer es víctima de violaciones, abusos, acosos sexuales y laborales, se conformó la Red Nacional de MujeresPolicía con perspectiva de género y mañana presentarán en la Cámara de Diputados un proyecto que "garantice la protección integral de las mujeres en las fuerzas de seguridad",en la víspera del Día Internacional de la Mujer.

"Me comuniqué con mujeres que sufrieron muchísimo dentro de la fuerza. Hay distintos casos de persecución, hostigamiento, abuso sexual, abuso de autoridad y distintos matices de violencia que se dan dentro de la institución. Lo que este proyecto propone es crear un mecanismo que pueda frenar esta situación de violencia contra las mujeres", le explicó a Crónica Antonella Herrera, abogada de la Red. Con referentes en casi todas las provincias de la Argentina, la Red cuenta con el apoyo del Ministerio de Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, distintos diputados, bloques partidarios y organizaciones no gubernamentales que participarán de la disertación sobre la desigualdad y la violencia a las 15 de mañana. Para Herrera, las mujeres policía necesitan una ley que las reconozca como sujetos de derecho con todas las posibilidades de desarrollo y de crecimiento.

"Es un momento histórico, estas mujeres se organizaron para pelear por sus derechos. Es muy fuerte lo que se está viviendo dentro de la Red, es muy fuerte lo que se está compartiendo. Es dar otra mirada en relación a la violencia. Creemos y sostenemos que es una lucha que se va a llevar adelante porque están decididas y están organizadas", aseguró.

La situación de violencia de género que viven las mujeres dentro de la fuerza fue visibilizada por Gabriela Macías, oficial principal de la Policía de la Provincia de Santa Cruz. Ella fue quien le puso cara y voz a un movimiento que se venía gestando a raíz de las injusticias que viven las mujeres dentro de la fuerza. A las que ya estaban se sumaron aún más. "Me enteré de la existencia de la Red por las redes sociales y me sumé porque sentía una gran necesidad. Esto que nos pasa a las mujeres dentro de la fuerza deja consecuencias devastadoras, con daños morales, psicológicos y económicos. Tiene que haber un cambio en esta problemática, debe haber una concientización social y para eso tenemos que hacernos escuchar", aseguró Beatriz Castro, quien el 7 de febrero de 2013, después de mantener una discusión con un superior que en ese momento era subcomisario, la tomó de los pelos y la arrastró unos siete metros hasta el fondo de la comisaría, donde la golpeó ferozmente a patadas. "Fue muy doloroso y muy humillante. Él inventó un hecho contrapuesto a través de un acta de procedimiento y recién después de cinco años pude demostrar que él mentía", contó.

Gabriela Macías, oficial principal de la Policía de la Provincia de Santa Cruz.

Desde entonces el subcomisario en lugar de ser castigado fue ascendido dos veces. "Terminé moralmente destruída porque vi mi carrera truncada, además de haber sido amenazada de muerte durante mucho tiempo", aseguró la subteniente de la provincia de Buenos Aires quien además es referente de la Red. Las oficiales también son hostigadas cuando realizan un buen trabajo, como es el caso de Patricia González en Jujuy, quien denunció la corrupción entre un jefe y el municipio. "Tuve que soportar por meses maltrato y cuando me llamaron a declarar noté que ninguna de las pruebas que había aportado estaban en el expediente y la investigación lo estaba beneficiando", contó González. El hecho que sufrió fue conocido a través de un video en el que contaba todo lo que le había sucedido, que luego se viralizó y por tal motivo sufrió las consecuencias. "Viví varios meses encerrada en mi casa, alejada y con medicación psiquiátrica. Hasta hoy continúo enferma y con antidepresivos. Mi enfermedad no es considerada en servicio y ya no puedo regresar a mi trabajo", lamentó González y agregó: "Todas las mujeres que integramos esta red somos sobrevivientes porque el abuso y el maltrato al que fuimos sometidas nos marcó para siempre".

"Esto que nos pasa a las mujeres dentro de la fuerza deja consecuencias devastadoras"

Compartir

Categoria: 
Mujer